No fue fácil, pero vuelvo a la carga…